Llénate de más energía en tu día a día

A veces nos sentimos cansados y fatigados, sin fuerzas para el día que se nos presenta. Hoy les comparto una serie de consejos para tener más energía:

Levántate todos los días a la misma hora, incluido el fin de semana

Esto establece tu reloj biológico y te ayudará aumentar masa muscular. De lo contrario, estarás totalmente despierto cuando debieras estar durmiendo, o al revés. El truco está en ir a la cama a la misma hora todos los días, para dormir lo suficiente y tener más ganas.

 Trabaja con el reloj del cuerpo para tener más energía

Hay un flujo natural de energía durante todo el día. Empieza lento justo al levantarte. Tenemos un pico de fuerzas a media mañana, y es natural querer echar una siesta por la tarde.

Tenemos un segundo pico de la fuerza por la tarde, seguido de nuestro punto más bajo justo antes de acostarnos. Una vez que entendamos este ritmo natural de las ganas durante el día, se puede trabajar en las tareas importantes durante las horas pico y evitar reuniones por la tarde.

Duerme lo suficiente

Persona durmiendo

Uno de los principales motivos por los que estamos a veces faltos de fuerzas es porque no dormimos lo suficiente. Intenta dormir todos los días de 6 a 8 horas seguidas y siempre a la misma hora, y conseguirás tener más energía.

Empieza el día con un buen desayuno

Tomar un buen desayuno te dará las fuerzas que necesitas para el día en tus horas más productivas. Además hará que no comas en exceso al medio día, y eso te evitará la falta de espíritu después de comer. Después de desayunar te recomiendo complementar con las pastillas de neurobion, para que puedas obtener un “shot” extra de fuerzas en el día. 

Haz pequeñas comidas, varias veces al día

En lugar de comer un par de comidas fuertes al día, te recomiendo que hagas de 4 a 6 pequeñas comidas, para mantener tu nivel energético alto y tu nivel de hambre bajo. Además, si tomas grandes comidas, el proceso de digestión gastará toda tus ganas y hará que te sientas fatigado y cansado.

Come alimentos que te den energía

Hay alimentos que proporcionan fuerzas de forma natural, como las nueces, cítricos (naranjas, mandarinas, limones…), cacao, brócoli y coles, plátanos, aceite de oliva, algas… Incluye estos elementos en tu alimentación y no te faltará fuerza.

Toma hierro y vitamina C

El hierro transporta el oxígeno por tu cuerpo, por lo tanto te da energía. Si te sientes continuamente cansado, sin fuerzas, pálido… es posible que te falte hierro.

Toma alimentos ricos en hierro (algas, lentejas, mariscos o carnes rojas) o incluso, si es necesario, toma suplementos de hierro. Combínalos con alimentos ricos en vitamina C (cítricos, tomates, brócoli…)  para asimilar mejor el hierro.

Ingiere suficientes vitaminas B

Las vitaminas B abarcan una variedad de funciones corporales, pero la mayoría de las vitaminas B están involucradas en el proceso de conversión del azúcar en la sangre en energía utilizable. Para asegurarte de que obtienes la cantidad adecuada de vitaminas del grupo B, sigue una dieta equilibrada.

Bebe mucha agua

El agua es vida  y es mejor tomarla en ayunas. La deshidratación es una de las causas de la fatiga. Bebe de uno a dos litros de agua al día, sobretodo en la primera mitad del día. Tu nivel energético mejorará. 

Haz ejercicio

Persona haciendo ejercicio para tener más energía

Hacer ejercicio  te ayuda a dormir mejor y por la mañana podrás levantarte con mayor nivel de esfuerzo. Además el ejercicio actúa como un estimulante natural y también causa una liberación masiva de endorfinas, éstas a su vez te darán un aumento rápido de fuerzas.

Mantente en un peso saludable

Las cosas que haces para bajar de peso (ejercicio, beber agua, evitar los azúcares simples) son acciones que también tienen un efecto positivo sobre tu nivel enegético.

Te sentirás más ligero y las cosas que antes hacías sin aliento ahora te parecerán mucho más fáciles. Bajar de peso ofrece un doble impacto para aumentar tus fuerzas.

Tómate un momento para respirar

Salir fuera a tomar un poco de aire fresco, un cambio de escenario, y un paseo rápido puede hacer maravillas en tu estado de ánimo y tu motivación. La luz solar provoca que tu cerebro libere serotonina la cual ayuda a elevar tus niveles enegéticos.

Mira el lado bueno

Un panorama general optimista y positivo de la vida, mantendrá tu nivel energético. Sí, lo peor que puede suceder en realidad podría suceder, pero preocupándote sólo te absorberá tus fuerzas. Busca lo positivo en cada situación y así no te sentirás tan cansado.

Estos consejos te pueden ayudar a tener más energía, esperamos te sirvan en cualquier situación.