Lo que debes hacer si odias tu trabajo

A la mayoría de nosotros no nos ha gustado algo de nuestro trabajo. Desde diferentes personalidades y estilos de trabajo hasta tareas tediosas y, por supuesto, el jefe odioso ocasional. Pero, ¿sabes lo que debes hacer si odias tu trabajo? Pues descúbrelo, aquí. 

Si constantemente vas a dormir por la noche o te levantas por la mañana deseando poder evitar el trabajo, eso sugiere que podrías odiar tu trabajo.

Sin embargo, no debes renunciar sin evaluar completamente lo que te hace miserable. Estos son los pasos que debes seguir antes de entregar tu renuncia.

Hombre con dibujo en el rostro

Evalúa tu situación actual

Antes de dejar tu trabajo (o buscar uno nuevo), obtén una nueva perspectiva. Lea artículos comerciales sobre tu empresa o industria para conocer el panorama actual de trabajo en tu nicho.

Puede haber una oportunidad para reestructurar tu posición o pasar a una nueva. O bien, puedes darte cuenta de que tu empresa tiene poco o ningún potencial de crecimiento, lo que, para algunos, es un factor decisivo.

Además, hacer un análisis en profundidad de tu industria  te ayudará a comprender dónde radica tu insatisfacción: con tus colegas, jefe, empresa, salario o trabajo en general.

Revisa tus objetivos

Si estás considerando una nueva empresa o trabajo, es un momento ideal para preguntarte, qué cambios esperas ver al realizar esta transacción.

¿Es por un ambiente laboral más agradable? ¿Más dinero? ¿Un mejor equilibrio trabajo/vida?, en fin… Asegúrate de poder identificar por qué eres infeliz ahora para que sepas qué buscar en el futuro “.

Si odias tu trabajo entonces un research de tus objetivos es una de las primeras cosas que debes hacer y que te darán un gran alivio.

Actúa ya si odias tu trabajo

En cuanto te sea posible, dirígete al problema y encara la situación, esto no es sencillo pero es algo muy importante para tu bienestar.

Expresa a tu jefe o colega que tienes dificultades y pregúntales qué creen que puede hacer como equipo para mejorar.

Esto les permite ver que estás dispuesto a ser un participante activo en la búsqueda de una solución y no culparlos por completo.

Si tu insatisfacción se basa en una carrera, es decir, si te sientes perdido o “atascado”, mantén una conversación honesta con tu gerente. Es posible que puedan orientarte sobre tu próximo movimiento,

Comienza tu búsqueda de trabajo

Si descubres que ya no estás interesado en tu trabajo, carrera o empresa, comienza buscar. “Asegúrate de que tu currículum y tu perfil de LinkedIn estén actualizados y que tus amigos, ex compañeros de trabajo sepan que estás buscando una nueva oportunidad laboral.

Si odias tu trabajo, la mejor manera de dejar de sentir esta sensación es que encares el problema pero que también te des la oportunidad de hacer un cambio en tu vida.

Sé un profesional

Puede ser fácil volverse demasiado celoso cuando obtienes (y acepta) una oferta de trabajo, especialmente cuando el rol que estás dejando es uno que detestas, pero que sé profesional.

Una cosa es que odies tu trabajo y otra es que puedas dejar la chamba así porque sí. Lo ideal es avisar con dos semanas de anticipación, ofrece asistencia durante esta transición y evita cualquier problema que pueda surgir.

Dicho esto, dejar un trabajo es más fácil decirlo que hacerlo. Definitivamente antes de tomar un decisión, lo que debes saber es evaluar por qué odias tu trabajo y actuar con fundamentos para poder hacer un cambio.