Cómo cuidar la piel con manchas

Siempre hay que estar pendiente del cuidado de la piel, se tenga un tipo de piel u otra, ya que tener la piel vitaminada es sinónimo de gozar de buena salud, además si no se cuida la piel puede dar un aspecto de cansada que en realidad no se tiene.

Es por eso que es esencial mimar cada día y dedicar unos minutos al cuidado de la piel. Esto es, incluir una rutina de belleza para así también evitar cualquier tipo de mancha o granito.

Lo primero que hay que hacer es averiguar qué tipo de piel se tiene para así poder poner un tratamiento mucho más eficaz, ya que todas las cremas no son igual de beneficiosas para unas personas que para otras. Existe la piel seca, grasa o mixta, y en función de esas características se definirá un tratamiento.

Es fundamental también que cuando la piel se maquille, aplicar una prebase, ya que eso crea una especie de película impermeable que protege la primera capa de la piel, además el rostro lucirá mucho mejor.

Estas partes también deben ser atendidas e hidratadas para así mejorar la calidad de vida de la piel en general. Asimismo, siempre es aconsejable que ante cualquier tipo de mancha se acuda a un especialista para determinar exactamente la causa y poner un tratamiento que lo elimine.

Pese a ello, también se deberá de mantener una rutina de cremas para la piel corporal, tanto de día como de noche. En unos sencillos pasos, la piel mejorará considerablemente en unos meses.

como cuidar la piel con manchas

¿POR QUÉ SALEN MANCHAS EN LA PIEL?

Hay que tener en cuenta que las manchas más comunes en la piel son: los nevus (lunares), las efélides (las típicas pecas) y los léntigos solares.

Los dos primeros ejemplo suelen aparecer en la infancia y adolescencia, y si el dermatólogo no lo precisa no tiene tratamiento. Otra de las causas principales es la exposición al sol a lo largo de los años es por eso que el uso de un buen protector solar puede salvar de tu piel.

Este tipo de práctica hace que aparezcan manchas marrones en la zona del rostro, manos y escote, especialmente en personas de piel más clara.

CUIDA LA PIEL CON MANCHAS

Para evitar así la aparición de manchas en la piel, lo primero que hay que hacer es comprar productos específicos. Es decir, por un lado, para el rostro y cuello, y, por otro, para el resto del cuerpo.

Hay que ir pensando a la hora de comprar maquillaje que la propia base lleve protección solar bien sea para invierno o para verano. Es una manera de controlar que aparezcan más manchas de nuevo. Además, antes de aplicar el maquillaje, se puede aplicar una crema solar para así aumentar su efecto.

En el resto del cuerpo lo mismo, pero puede ser una protección más baja, y si es invierno no es necesario, aunque en las manos siempre se puede aplicar un par de gotas.

Este gesto ayudará de manera efectiva a la salud de la piel y además estará mucho más vitaminada. Si lo que se quiere hacer es eliminar las manchas causadas por el sol, se debe preguntar tratamientos de crioterapia, que consiste en aplicar mucho frío a la zona afectada.

Checa esto

También pueden salir manchas por otro tipos de causas, por lo que lo primero que hay que averiguar es el origen, ya que pueden ser manchas por diabetes, que el dermatólogo prescribirá cremas blanqueadoras e identificará la causa de la acantosis nigricans, pero cada caso es diferente.

Si son manchas debido al acné, se necesitará un buen tratamiento para unificar el tono de la piel. La rosa mosqueta, de dos a tres veces al día, sobre la cicatriz y evitando la exposición al sol, hará que los resultados se noten mucho más rápido.

Cuando ya se han eliminado todas las imperfecciones se pueden hacer tratamientos para aclarar la piel como el uso de cremas con ácidos, peeling con ácidos, microagujamiento y tratamientos estéticos como láser o luz pulsada(siempre acudiendo a un centro estético de confianza).

También, se pueden padecer manchas de nacimiento que pueden ser más claras o más oscuras. No suele haber alguna solución clara, pero sí se pueden realizar peelings con ácidos ya que remueve la capa más externa-media de la piel, y el tratamiento láser puede ser una opción, siempre y cuando lo diga un profesional de la salud.