Trucos para reducir el estrés

Cuando regreses a casa al final de un día ajetreado, debes tomarlo con calma y refrescarse antes de enfrentar tus responsabilidades una vez más. Checa estos trucos para reducir el estrés. ¡Te encantarán!

Los aspectos más estresantes de tu vida a veces pueden llegar a tu hogar, desde montones de desorden hasta noches nocturnas para ponerse al día en el trabajo.

Esto puede ser perjudicial para tu salud mental y emocional porque significa que no puedes relajarte en el único lugar que se supone que es tu refugio.

Estas opciones te permitirán bajar tus niveles de estrés, pero en caso de que no, prepárate y ve considerando opciones naturales como gotas homeopáticas, las cuales te permitirán relajarte muy bien.

Con algunos trucos simples, puedes asegurarte de que tu hogar sea una fuente de ocio, no de ansiedad.

  1. No trabajes en tu habitación

Tu habitación es para dormir, no revisar tus correos electrónicos o tener reuniones de negocios virtuales. ¡Reducir el estrés es fácil siempre y cuando tengas buenos hábitos!

Incluso si trabajas desde casa, nunca debes llevar tu computadora portátil o tus llamadas de trabajo a tu habitación. Solo el recordatorio visual puede evitar que te relajes por completo.

Las luces azules de longitud de onda corta, que se emiten desde teléfonos celulares, pantallas de computadora y tabletas, pueden reducir el tiempo de sueño en 16 minutos.

Las luces azules suprimen la melatonina y disminuyen la calidad del sueño. Para un sueño reparador y relajado, evita cualquier tecnología a altas horas de la noche, especialmente justo antes de acostarse.

  1. Dormir bien es esencial

No es ningún secreto que una buena noche de sueño es una gran base para tu día. Definitivamente ayuda a reducir el estrés de una forma bastante considerable.

Pero si constantemente estás dando vueltas en la cama, quedarte dormido por la noche siempre será una rutina estresante.

La luz exterior puede interrumpir tu ciclo REM o interrumpir tu sueño. Si vives en una ciudad brillante o tiene un dormitorio lleno de ventanas, es fundamental utilizar cortinas opacas que puedan eliminar la luz exterior.

Cubre esas ventanas, obtén tus siete u ocho horas y despierta sintiéndote renovado por la mañana.

  1. Despeja tu desorden

El desorden limita tu capacidad de digerir adecuadamente la información y completar las tareas. Si tienes una casa desordenada, no podrás concentrarte en relajarte. ¡Aunque no lo creas, ordenar tu casa te ayuda a reducir el estrés considerablemente!

¿No estás seguro por dónde empezar? Prueba algunas de estas ideas:

  • Separa tu ropa, la que sí y no usas (esto desechalo o donalo)
  • Organiza tu armario
  • Compra algunos organizadores que puedes encontrar a buen precio en Miniso o en el centro de la ciudad.
  • Si tienes más tiempo, pinta paredes de colores neutrales son un gran aliado para reducir el estrés

Una de las grandes alternativas para reducir el estrés es viajar a una paradisíaca playa, pero si no está en tus posibilidades será mejor que te enfoques en los consejos que te compartimos.