Maneras de dormir mejor

Los hábitos saludables de sueño pueden marcar una gran diferencia en su calidad de vida y aquí te decimos las maneras de dormir mejor:

Sigue un horario de sueño

De la misma hora de acostarse y de despertarse, incluso los fines de semana.

Esto ayuda a regular el reloj de tu cuerpo y podría ayudarte a conciliar el sueño y permanecer dormido durante la noche.

Practica un ritual relajante antes de acostarte

Una actividad relajante y de rutina justo antes de acostarte para dormir mejor, lejos de las luces brillantes, ayuda a separar tu tiempo de sueño de las actividades que pueden causar excitación, estrés o ansiedad, lo que puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño, dormir profundamente o permanecer dormido.

Ejercitarte diariamente

El ejercicio vigoroso es lo mejor, pero incluso el ejercicio ligero es mejor que ninguna actividad. Haga ejercicio a cualquier hora del día, pero no a expensas de su sueño.

Evalúa tu habitación

Diseña tu entorno de sueño para establecer las condiciones que necesitas para dormir.

Tu habitación debe ser fresca, entre 60 y 67 grados, también debe estar libre de cualquier ruido que pueda perturbar tu sueño. Finalmente, tu habitación debe estar libre de cualquier luz.

Duerme en un cómodo colchón y almohadas

Asegúrate de que tu colchón sea cómodo y de apoyo, ten almohadas cómodas y haz que la habitación sea atractiva y cómoda para dormir, pero también libre de alérgenos que te puedan afectar.

Cuando inicia el buen fin es la oportunidad perfecta de encontrar los mejores productos para mejorar tu calidad de sueño.

Evite el alcohol, cigarrillos y comidas pesadas por la noche

El alcohol, los cigarrillos y la cafeína pueden alterar el sueño. Comer comidas grandes o picantes puede causar molestias por la indigestión que puede dificultar el sueño y no puedas dormir mejor. 

Si puedes, evita comer comidas abundantes durante dos o tres horas antes de acostarse. Prueba un refrigerio ligero 45 minutos antes de acostarse si todavía tiene hambre.

Relájate

Tu cuerpo necesita tiempo para pasar al modo de sueño, así que pasa la última hora antes de acostarte haciendo una actividad relajante como leer.

Para algunas personas, el uso de un dispositivo electrónico como una computadora portátil puede dificultar conciliar el sueño, porque el tipo particular de luz que emana de las pantallas de estos dispositivos se está activando en el cerebro.

Si tiene problemas para dormir mejor, evite la electrónica antes de acostarse o en medio de la noche.
Si aún tiene problemas para dormir, no dudes en hablar con tu médico o buscar un profesional del sueño.

También puedes beneficiarte al registrar tu sueño en un diario de sueños para ayudarte a evaluar mejor los patrones o problemas comunes que puede ver con tu sueño o tus hábitos de sueño.