Hábitos para mejorar tu salud

En estos días donde abunda la comida chatarra, es importante prestar atención en algunos hábitos para mejorar tu salud. Por lo que aquí te comparto algunos consejos muy sencillos para cambiar un poco tu alimentación.

COCINAR DESDE CERO

Esta es una de las habilidades de vida más importantes que puedes aprender. Te permite tener un control completo de lo que entra en tu comida. ¡uno de los hábitos más importantes para mejorar tu salud!

COMER UNA DIETA EQUILIBRADA

Procura llevar una dieta balanceada que contenga cada uno de los grupos de alimentos en las proporciones correctas.

LA VARIEDAD ES CLAVE – COME EL ARCOIRIS

Completa tu dieta con una amplia variedad de frutas, verduras, carnes magras, pescado, huevos, legumbres, nueces, semillas, cereales integrales y productos lácteos naturalmente bajos en grasa.

Cuando se trata de frutas y verduras, los diferentes colores le brindan a tu cuerpo los diferentes nutrientes que necesitas para mantenerte fuerte y saludable.

ENTIENDE LO QUE ESTAS COMIENDO

Haz un esfuerzo por aprender sobre los alimentos que estás comiendo; todos debemos entender de dónde provienen los alimentos y cómo afectan a nuestros cuerpos.

COMER CALORÍAS NUTRITIVAS

Asegúrate de que la mayor parte de tu consumo de energía provenga de calorías nutritivas que también le proporcionan a tu cuerpo nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas, fibra y grasas buenas.

NO TE SALTES EL DESAYUNO

El desayuno inicia tu metabolismo y te ayuda a estar alerta y despierto durante todo el día. Asegúrate de comer siempre un desayuno nutritivo. Hazlo sano y haz que cuente.

REVISA LA LETRA PEQUEÑA

Es importante leer el empaque correctamente. Ten en cuenta el tamaño de las porciones recomendadas, el contenido de azúcar, sal y grasas saturadas.

BEBE MAS AGUA

El agua es una parte esencial de Tu dieta. Bebe mucha agua y evita las calorías vacías de cosas como las bebidas gaseosas, las bebidas energéticas o los jugos con azúcar agregada. Come tus calorías no las tomes.

MANTENERSE ACTIVO

El ejercicio es un factor extremadamente importante para mantenerse saludable, así que trata de ser lo más activo posible. Por lo menos un poco de caminata hará la diferencia en tu bienestar.

DUERME BIEN

Asegúrate de dormir lo suficiente: es una parte esencial de estar saludable y afecta directamente la forma en que podemos aprender, crecer y actuar en la vida.

Mientras dormimos, nuestros cuerpos tienen ese momento tan importante para reparar.

Cambiar de hábitos es clave para cualquier propósito o meta que te propongas pues logrará que logres un nivel de satisfacción y motivación increíble.