Cómo aliviar el dolor muscular

Si comienzas un nuevo programa o actividad física, es probable que experimentes un poco de dolor muscular. ¡No te desanimes!

Aunque puede ser incómodo, la rigidez o el dolor son normales y aquí te damos algunos trucos para aliviar el dolor muscular de tu cuerpo, además de tomar dos tabletas de cafiaspirina para la migraña:

Calienta antes de hacer ejercicio
Pareja calentando antes de hacer ejercicio

Un buen calentamiento es esencial antes de cualquier sesión de ejercicio.

El calentamiento prepara la mente y el cuerpo para el ejercicio. Si tu cuerpo está preparado, los músculos podrán hacer frente a las demandas del deporte o la actividad y así no sufrirá de dolor muscular.

Entrena a la ligera

Si estás comenzando un nuevo deporte o actividad, lo mejor es comenzar con sensatez. Un enfoque suave y gradual con un entrenamiento ligero le dará a tu cuerpo el tiempo que necesita para adaptarse al nuevo ejercicio, lo que debería minimizar cualquier dolor o rigidez.

Hidrátate

La deshidratación puede empeorar el dolor muscular, por lo que es importante mantenerse hidratado antes, durante y después del ejercicio.

Asegúrate de reemplazar el líquido que usas durante en un entrenamiento, antes de tu próxima sesión.

Además de mantenerte hidratado, el agua también puede ayudar a eliminar las toxinas.

Zumo de cereza

Beber jugo de cereza también puede ayudar a prevenir y reducir el dolor muscular. Las cerezas agrias son ricas en antioxidantes y también son antiinflamatorios.

Cafeína

Un estudio de la Universidad de Georgia sugiere que beber cafeína puede ayudar a reducir el dolor muscular post-entrenamiento.

Los investigadores encontraron que la cafeína equivalente de beber alrededor de dos tazas de café redujo el dolor de los músculos después del entrenamiento en casi un 50 por ciento en una pequeña muestra de voluntarios.

Descansa y recupérate

Descansar mucho y dormir bien es el tratamiento más efectivo.

Hacer algo de ejercicio ligero, como un trote constante, puede ayudar a medida que circula el flujo sanguíneo a los músculos.

Las compresas de hielo y los masajes también pueden ayudar a aliviar el dolor.

¿Qué te parecieron estos consejos para decirle adiós a tu dolor muscular? Esperamos que los lleves a la práctica y vivas con mayor movimiento.