Cosas que no sabías sobre la cultura japonesa

Han pasado más de 150 años desde que Japón abrió sus puertas al mundo occidental después de siglos de aislamiento, sin embargo, algunas cosas al respecto aún nos desconciertan.

Aquí hay algunas cosas que probablemente no sabías sobre la cultura japonesa.

La Navidad es una fiesta romántica

Los cristianos solo representan alrededor del 2% de la población de Japón, por lo que la Navidad es más una novedad para la cultura japonesa que una fiesta religiosa.

Las exhibiciones de luces elaboradas y los árboles de Navidad son comunes, pero la mayoría de las personas celebran en la víspera de Navidad en lugar del día de Navidad.

Además, se considera que la víspera de Navidad es más una noche de cita, similar al Día de San Valentín, con parejas que salen para cenas elegantes e intercambian regalos románticos.

Es un verdadero espectáculo ir a este país en estas fechas, así que si lo que buscas es boletos de avión economicos, te recomendamos cotizar de una vez y apartar tanto tu vuelo y hospedaje, así el precio total no será tan alto.

Las mujeres japonesas solían ennegrecerse los dientes

Durante siglos, el ennegrecimiento de los dientes, conocido como ohaguro, fue una práctica común para las mujeres japonesas, particularmente las mujeres casadas y las geishas.

Además de considerarse atractivo, también se creía que esta práctica ayudaba a proteger los dientes contra las caries y otros problemas dentales.

Es grosero comer o beber mientras caminas

Es bastante común ver a alguien comiendo una bolsa de papas fritas o tomando café mientras camina por la calle en los países occidentales, pero este no es el caso en Japón.

Si bien no se considera tan grosero como solía ser, comer o beber mientras se camina todavía se considera un comportamiento de clase baja en la cultura japonesa.

Las posiciones de palillos tienen significado

Cuando cenas en Japón, es importante que nunca pegues los palillos en la comida para descansarlos cuando no estés comiendo. Esto en realidad se parece a una ceremonia realizada en los funerales en Japón, y se considera un mal presagio.

Por la misma razón, también es tabú compartir comida con otros al pasar los palillos a los palillos. Si quieres compartir, usa tus palillos para colocar la comida en el plato de la otra persona.

Comer carne de caballo es común

La carne cruda de caballo, conocida como basahi, se sirve comúnmente en restaurantes. Por lo general, se come con jengibre rallado y shoyu dulce . Es apodado sakura niku (carne de cerezo) por su color rosa pálido.

Las primeras geishas eran hombres

Geisha en la cultura japonesa en realidad significa ‘persona de las artes’ y las primeras geishas fueron hombres, quienes aconsejaron a los señores feudales además de entretener a la corte con varias actuaciones artísticas e historias.

Las geishas femeninas comenzaron a ser entretenidas a fines del siglo XVIII y originalmente se las conocía como onna geisha (mujer artista).

Hay una forma adecuada de apreciar los bonsais

Es posible que sepsa que los bonsais son árboles en miniatura en macetas que tienen un estilo artístico. Los árboles están diseñados para ser hermosos y estéticamente agradables, a la vez que imitan la apariencia del árbol en una forma más grande en la naturaleza.

Para apreciar adecuadamente el bonsái, los espectadores deben tratar de imaginarse a sí mismos pequeños mientras miran el árbol, para que puedan imaginar cómo se vería en su entorno natural.

Sorber es un cumplido

Para un país con tantas reglas estrictas de etiqueta, es una sorpresa para muchos occidentales que sorber fideos o sopas mientras comen es perfectamente aceptable en la cultura japonesa.

De hecho, sorber no solo es aceptable, sino que también se recomienda. Se considera una señal de que la comida es deliciosa, y es un cumplido para el cocinero.

Hace que sea más fácil comer los fideos rápidamente mientras todavía están calientes, lo que se dice que es la mejor manera de apreciar su sabor.

Si te dieron ganas de visitar este misterioso país, toma en cuenta los cuidados necesarios que debes tener para que tu piel no resienta los cambios de temperatura.

¿Impresionante, no? Visitar este país y presenciar parte de la cultura japonesa es un deleite para los curiosos y sobre todo, para aquellos de mente abierta, dispuestos a aprender nuevas formas de ver la vida.