Conoce cómo reducir la fiebre en niños

La fiebre en niños es ese temido síntoma que nos indica cuando algo no está bien en la salud de tus hijos. Es importante mencionar que se puede considerar que un niño tiene fiebre cuando la temperatura está por encima de 37,5ºC, lo que no siempre es señal de enfermedad, ya que también puede ser provocada por el calor, exceso de ropa, el nacimiento de los dientes o como reacción a una vacuna.

La causa más preocupante es cuando la fiebre ocurre debido a una infección por un virus, hongo o bacteria, y en estas situaciones lo más común es que la fiebre surja de forma repentina y alta. Recuerda que no es lo mismo prevenir el resfriado en un adulto que en un pequeño. 

Te compartimos los mejores tips para que aprendas a sobrellevar la fiebre en niños pequeños:

Baño tibio

Niña bañándose

Darle un baño tibio al niño o al bebé a una temperatura de 36ºC es una excelente forma de bajar la fiebre naturalmente, otra opción también puede ser colocarle una toallita de mano mojada con agua fría en la frente, en la nuca, en las axilas o en la ingle, siendo también una excelente estrategia.

Vigila la hidratación

Procura que tu hijo tome suficiente líquido durante todo el día, además de agua dale jugos naturales, caldo de pollo y verduras templados e incluso suero. También recuerda que debes cuidar la alimentación y más en esta cuarentena. 

Reduce la temperatura ambiente

Chica ventilando su cuarto

Si el niño lleva demasiada ropa encima la temperatura puede elevarse aún más. Refresca también la estancia procurando que no haya corrientes de aire, ventila bien y mantén una temperatura ambiente fresca.

Si la fiebre aparece en épocas veraniegas es muy importante que vigiles los grados de la habitación. Utiliza un ventilador que ayude a refrescar el ambiente, pero que el aire no de directamente al niño.

Opta por medicamentos

Los medicamentos sólo se deben utilizar bajo indicación del médico o del pediatra y generalmente se indican medicamentos generales como las tabletas de mejoralito, Acetaminofén, Dipirona, Ibuprofeno de 4 en 4 horas, por ejemplo.

Si el niño tiene alguna convulsión se debe mantener la calma y colocarlo de lado, protegiendo su cabeza, no hay riesgo de que el bebé se ahogue con la lengua, pero se debe quitar el chupón o la comida de dentro de su boca en caso de tener.

La convulsión febril normalmente dura unos 20 segundos y es un episodio único, no siendo motivo de preocupación. Si la convulsión dura más de 2 minutos, se debe llevar al niño al hospital.

Si no ha recibido una vacuna o no da señales de un resfriado, no dejes de vigilar la temperatura constantemente. Los niños hasta los 5 años aproximadamente, pueden sufrir convulsiones a raíz de la fiebre.

Controla la fiebre en niños regularmente y no dudes en acudir a tu médico si la fiebre es alta. Esperamos que estos tips te hayan servido y así, puedas ayudarnos a compartir. ¡Gracias por leer!