Consejos esenciales para cambiar pañales

Convertirse en un profesional para cambiar pañales requiere un gran trabajo en pareja con el objetivo de brindar bienestar y confort al bebé.

El nacimiento de un hijo es el comienzo de la relación de los padres con el complejo industrial de pañales, que tiende a durar entre uno y tres años.

A pesar del diseño “intuitivo” de los pañales modernos como Huggies, el cambio de pañales puede presentar una curva de aprendizaje bastante complicada y amplia para los padres primerizos.

Afortunadamente, aquí hay algunos consejos simples para aliviar la carga. Desde cómo saber quién cambia, cuándo y cómo cambiar pañales.

Cambio de pañales

Negocia con tu pareja

Nada puede agriar los primeros meses de paternidad como el resentimiento por cambiar pañales.

Es mejor negociar la división del trabajo mucho antes que, bueno, el trabajo.

Algunos padres simplemente dividen sus deberes entre la noche y el día.  Otros, asumen la tarea cada vez que están en casa y algunos dividen el deber entre semana y fines de semana.

El punto es tener todo esto bloqueado antes de que la primera popo de tu bebé.

El tamaño del pañal es solo una guía

Las marcas de pañales desechables ofrecen una variedad de tamaños para adaptarse mejor a un niño a medida que crece.

Sin embargo, si los padres solo siguen estas pautas, es probable que se encuentren en una profunda burbuja.

Debemos tomar en cuenta que los cuerpos de los niños, como todos los cuerpos humanos, tienden a ser muy diferentes entre sí.

Es importante recordar que algunos niños son redondos y otros delgados. Por lo tanto, algunos niños podrían necesitar un pañal más grande antes, o podrían permanecer en el mismo tamaño por más tiempo de lo esperado.

Seleccionar el tamaño correcto de pañal para tu bebé lo ayudará en su paso por la andadera, al gatear o simplemente para evitar algún accidente al cambiar pañales-

Pliegues  en las piernas son importantes

Los pliegues alrededor de los agujeros para las piernas del pañal no están ahí para lucir.

Siempre deben ser visibles en el exterior y no metidos dentro del pañal alrededor de las piernas.

Su magia de ingeniería específica significa que todas las cosas brutas permanecen dentro del pañal en lugar de filtrarse por las piernas.

Siempre estar preparado

Para ser todo un experto en cambiar pañales siempre hay que estar un paso adelante.

Para ello te recomendamos llevar contigo un cambiador de pañales de portátil con esta gran ayuda podrás estar preparado en todo momento..

Desarrolla una rutina y cúmplela

Desarrollar una rutina para cambiar pañales te ayudará a tener un mayor control y hacer que esta actividad no se convierta en un desastre caótico tanto para tu como para el pequeño.

Limpia a las niñas de manera diferente que a los niños

La diferencia crucial al limpiar los genitales de una niña es que los padres deben limpiar la vulva de adelante hacia atrás.  La idea es limpiar el excremento de la vulva, lo que ayudará a prevenir infecciones del tracto urinario.

Los penes de los niños pequeños simplemente se pueden limpiar. No intentes tirar del prepucio hacia atrás y los bebés no circuncidados. También se debe tener mucho cuidado al limpiar un pene recién circuncidado.

Enmascarar el aroma

Algunos padres se vuelven reacios al pañal debido al hedor. Para convertirte en todo un experto para cambiar pañales debes considerar y optar por algunas alternativas:

  • Acetite esencial
  • Aplicar un producto mentolado
  • Traer aromatizante (natural)

Finalmente, si bien el cambiar pañales se siente como una tarea, puede ser un momento increíblemente importante para establecer vínculos y aprender.

Mientras el niño está cautivo, los padres deben tomarse el tiempo para hablar, jugar y tocar.